TRAS LA PISTA

on

PESE A LOS trabajos de inteligencia que vienen realizando elementos de las fuerzas especiales de la Policía Federal, la noche del lunes se cometió la segunda ejecución del mes de diciembre, cuando había resurgido la esperanza que los delitos de alto impacto iban a disminuir considerablemente, pero tal parece que todavía no se avanza mucho en ese tema, pero de qué federales y Gendarmería están trabajando sigilosamente júrelo que lo están haciendo. Precisamente la tarde de ayer observamos como un grupo de ellos estaban al acecho en calles Sinaloa y Manuel Robles Tovar, en la colonia Municipio Libre. Parecían que estaban muy vigilantes de algún domicilio o en espera de alguien abordara uno de los varios vehículos que se hallaban en ese sector, donde se localiza la fábrica de hielo. De igual forma se les ha avistado en otros puntos de la ciudad donde seguramente buscan encontrar la punta de la madeja para dar con los responsables de la violencia que continúa sacudiendo al municipio de Cajeme ya con 214 muertes violentas una cifra para nada y para nadie agradable. Es importante que este personal a cargo del comisionado general, Manelich Castilla Craviotto, continúe realizando trabajos de inteligencia porque así podrán alcanzar los objetivos trazados....LO SUCEDIDO en la colonia Hidalgo antenoche resulta preocupante porque la ejecución de Héctor Alejandro L. P., de 45 años, fue cometida ante los ojos de propios y extraños, pero nunca pasó por el lugar alguna unidad policiaca para evitar esa muerte perpetrada por segundo día consecutivo. La ciudadanía no sólo está preocupada y hastiada por este clima de inseguridad sino decepcionada porque la Policía Preventiva ha fallado estrepitosamente en todos los aspectos y lo que resulta más grave es que la sociedad les teme a los mismos guardianes del orden. No hay confianza para denunciar nada ante ellos porque pareciera que se encargaran de delatarlos, esto, de acuerdo al tenor de los últimos acontecimientos... AHORA SÓLO falta esperar el resultado de la investigación que realiza la Fiscalía General de Justicia del Estado. Indudablemente que en esto el Fiscal de Justicia, Rodolfo Montes de Oca, tiene una enorme responsabilidad al momento de ofrecer resultados. La población los espera porque sabe que hay contundentes vínculos de policías y delincuentes. Ojalá esto no sea únicamente una cortina de humo para atemperar la situación que se vive día con día y proceda con todo el rigor de la ley contra quienes son parte de ese contubernio criminal que les ha generado millonarias ganancias... ESTO NOS hace recordar al capitán en proceso de retiro del Ejército Mexicano, Mario Alberto Andrade Ramos, quien desde su llegada a mediados de la administración de Manolo Barro Borgaro, en el trienio 2009-2012, se dijo que venía por policías que estaban "enredados" con la delincuencia. Por su formación militar se generaron importantes expectativas de qué cumpliera su cometido, pero al paso de las semanas fue seducido por policías y oficiales de Tránsito Municipal con constantes fiestas y francachelas y de repente se le olvidó a lo que venía y Jesús Alberto Navarro Salas, que estaba de director operativo, siguió embolsándose miles y miles de pesos, mientras que la narcoviolencia tuvo significativo repunte y nunca lograron contenerla. Eso sí, se fueron con sus bolsillos bien resarcidos de dinero sucio e impregnado de dolor y muerte. Y es que con el cuento de que no le corresponde a la Preventiva Municipal atacar ese problema sino al Estado y la Federación, fingen demencia pero bien que sacan raja de ese disimulo cómo ha ocurrido siempre. Paradójicamente aseguran que no les atañe afrontar el tema del narcomenudeo y hacerle frente a los grupos armados, pero en menos de un año han dado muerte a 9 sicarios en la actual administración. Ahí está lo incongruente del asunto. Así cómo creer a sus ominosas conveniencias porque no se puede entender de otra forma... Y AYER EN LA TARDE poco faltó para que policías rurales se enfrentaran a un grupo armado, pero los delincuentes decidieron ponerse fuera de su alcance, sin embargo, muy cerca de ahí, pero ya en el municipio de Bácum, elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) lograron ubicarlos y capturar a uno de los integrantes de esa célula criminal, mientras que el resto huyó en un vehículo pick up Tundra de color gris. Mientras que al detenido le aseguraron tres armas de fuego, dos largas y una corta, así como una camioneta doble rodado. Se esperaba que los que lograron huir fueran ubicados desde el aire al movilizarse el helicóptero de la PESP a ese apartado sitio del Valle del Yaqui ya muy cerca de la zona costera. También se sumó a su búsqueda y localización la Policía Militar destacamentada en Pueblo Yaqui. Lo importante es que de alguna forma policías de Cajeme los ahuyentaron del municipio y dieron tiempo a que arribaran los estatales e hicieran su trabajo. Eso es precisamente prevenir delitos y es que esa gente busca de cualquier manera continuar desestabilizando la paz y tranquilidad en el Valle del Yaqui. A ese apartado sitio que se localiza en calle 1400 entre 7 y 9, igualmente se movilizaron estatales de la base local para respaldar a sus compañeros... PARA CONCLUIR, desde esta trinchera deseamos sinceramente un pronto restablecimiento al comandante de la Delegación Oriente de la Policía Municipal, Alfonso Cáñez Soto, quien a causa de serio quebranto de salud fue ingresado al hospital del Seguro Social hace alrededor de una semana y ayer fue dado de alta. Se espera que evolucione satisfactoriamente y pronto retorne a sus labores como servidor público, tarea que ha cumplido a lo largo de más de 25 años. Hasta aquí le dejamos por hoy. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios