OUT 27

on

Con la coronación de los Tomateros de Culiacán, llegó a su conclusión una de las mejores series por el campeonato de la Liga Mexicana del Pacífico en la historia del mejor circuito del país, y pasarán muchos años para poder olvidar ese séptimo partido de dicha confrontación. Resultó como se esperaba, una de las finales más emotivas en las 60 que hasta ahora se han disputado en la justa invernal, una liga que el aficionado de todo México ha aprendido a preferir sobre el resto de la que forman el círculo de ligas nacionales… EN EL PARTIDO en el que los guindas lograron el campeonato número 11 de su historia, el beisbol demostró nuevamente que en el deporte existirá siempre la revancha, y quien debe estar bien convencido de lo anterior es el lanzador de los guindas, el estadounidense Chad Gaudin, y le explicaremos porqué: En el sexto juego, y con los Tomateros llegando a la novena entrada con una ventaja mínima de 3-2, el manager Gil le dio la bola a Gaudin, pero la ventaja desapareció de inmediato cuando Paúl León sacó la pelota del parque para igualar el marcador a 3 anotaciones. Pero no terminó ahí todo, ya que Fernando Flores continuó con un sencillo, y aunque el cerrador estrella de los Tomateros retiró a Diego Madero con ponche, y a Leo Heras con rodado a segunda, el corredor emergente Omar Rentería llegó a segunda por lanzamiento descontrolado del propio Gaudin, y a tercera en la jugada de out de Heras. Randy Arozarena le dio el batazo del triunfo de los Mayos dejando en el campo a los Tomateros… LA OPORTUNIDAD DE revancha no tardó en llegar para Gaudin, un tipo con experiencia de Grandes Ligas, y al día siguiente tuvo la oportunidad de tomarse el desquite, y nuevamente, como debía haber sido, Benjamín Gil puso en sus manos el destino del equipo. Y Gaudin no falló. Con un equipo tan aguerrido como los Mayos, el campeonato estaba en el aire, sin nada asegurado, y cuando Diego Madero abrió la entrada con un hit sencillo, el fantasma que había aparecido una noche antes, nuevamente hizo acto de presencia, pero Gaudin los ahuyentó con un cierre extraordinario: Hizo rodar a Leo Heras a primera, avanzando en la jugada a segunda Madero, pero la venganza para el taponero de los culichis fue completa, ponchando a los últimos enemigos, incluyendo a su verdugo de la noche anterior (Arozarena), para poner punto final al juego, a la temporada, y dando a los Tomateros el banderín. Felicidad completa para pitcher y el equipo, con venganza cumplida incluida… Y EL PARTIDO DEL título para los Tomateros quedará grabado en la memoria del pelotero cajemense Alfredo Amézaga. Con una trayectoria que se inició en la campaña del año 2000, de acuerdo con lo manifestado por el propio jugador inmediatamente después del encuentro con el que la temporada 2017-18 llegaba a su final, también la carrera de este esforzado guerrero terminaba… UNA COINCIDENCIA que dudamos se vuelva a ver pronto con algún otro jugador de béisbol, sucedió con Amézaga, pues el jugador de cuadro que tuvo la fortuna de cumplir su sueño de jugar en las Mayores, comenzó su carrera en el "Ciclón Echeverría”, y recordamos que en el primer lanzamiento que vio en su larga carrera en invierno, depositó la esférica del otro lado de la barda para un jonrón, su primer hit en su carrera, un batazo sobre Juan Manuel Palafox, abriendo la pizarra y encaminando al triunfo a los Yaquis… LA CARRERA DE Amézaga culminó con otro batazo importante, un sencillo dentro del cuadro con las bases llenas que llevó a Joey Meneses a tierra prometida con la anotación que sería al final la de la diferencia, y con ese timbrazo dar el banderín a los Tomateros. El pitcher que se recordará como al último que enfrentó Amézaga fue Carlos Bustamante, y fue en la entrada número 12.  Suerte para el "Fello”, quien se retira para estar con la familia, pero estamos seguros que seguirá dentro del deporte que ama, en alguna otra función… LOS MAYOS SUMAN ahora 10 subcampeonatos en su historia al caer ante los Tomateros, y siguen afirmándose como el equipo del "ya merito”, un estigma que por lo visto seguirán manteniendo por muchas temporadas. De esos 10 segundos lugares, han sido en cinco las ocasiones en las que los Naranjeros de Hermosillo se han coronado ante el conjunto del Mayo. Pero a esa estadística habrá que añadirle a la franquicia navojoense otros tres sublideratos conseguidos en su breve paso por la vieja Liga de la Costa, donde estuvo por 8 campañas a partir de 1950, y en tres de esas participaciones llegó a disputar la final, cayendo en dos ante los Venados de Mazatlán (1952-53 y 1953-54), y una más, en la 1955-56, ante su némesis, los Naranjeros de Hermosillo… DE TODAS FORMAS no hay que demeritar el extraordinario trabajo realizado por el presidente del club, el señor Víctor Cuevas González, que año tras año logra conjuntar excelentes novenas, una labor que muy pocos logran realizar entre sus colegas. Felicitaciones para los Mayos y su directiva, una franquicia que con un presupuesto que no se compara con ninguna de las restantes organizaciones que forman la liga, conforma equipos muy atractivos…Y CON ESTO terminamos por hoy, pero recuerde que estaremos de vuelta mañana, pues por hoy nos vamos…Cayó el OUT 27, se acabó el juego …!!! BUEN DÍA… 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios