EN CONCRETO 

on

El sistema político nacional está planteado de una forma tal que la existencia de los "jodidos” resulta básica para operar electoralmente.

¿Quién, si no los más necesitados son los que llenan los camiones para "decorar” el mitin, bailar la quebradita con el candidato y echar porras?

Claro, en el discurso, ya como gobernante, el antiguo candidato habla de abatir la marginación, de acabar con la pobreza, de abrir una nueva era de oportunidades para los jóvenes, las mujeres, los adultos mayores, etc.; pero, a la hora de las campañas, esas colonias pobres  son la piedra angular en la que basan su estrategia.

Para ello se coordinan con el líder o lideresa del barrio que les "junta” a la gente, la alista” para ponérsela a modo al candidatazo. A cambio, una despensa, alguna camiseta, un billetito pa’ pagar el gas.

Claro que este "jugoso” nicho poblacional no es todo el espectro; pero, si nos atenemos a la generalidad de las estadísticas,como la del Consejo Nacional de Evaluación del Desarrollo (CONEVAL), andamos en un 43 por ciento de la población total en condiciones de marginación, unos 53 millones de habitantes. ¿Será esto interesante para la clase política?

Esto es precisamente lo que convierte a nuestra democracia en una vacilada siniestra, pues mientras la retórica habla de una sociedad enterada, politizada, en realidad son millones de votantes que están a la espera de ver quién da más para vender su voto, sin considerar en lo más mínimo propuestas o modelos de Gobierno. La simulación total.

Tanto interés existe en mantener este sistema que nadie se atreve a cuestionarlo. Muchas cosas pueden omitirse, menos asegurarse que cada mexicano, todos y cada uno, tengamos la famosa credencial. ¿Quiere una cerveza del Oxxo? Tal vez quiera cambiar un cheque, retirar un dinerito que le mandaron "del otro lado”, para lo que sea, la credencial del INE por delante. Nadie necesita ni saber escribir para tenerla, solo cumplir los 18 años. El voto de un analfabeta vale nominalmente lo mismo que el de un máster en ciencias; la única diferencia es que al segundo nadie le irá a ofrecer un Frutsi con su torta para que vote por tal o cual. El ejercicio masivo del voto entonces no es producto de la reflexión, de la comparación entre propuestas,  sino del mercantilismo más básico e ilegal, con lo que México pierde la esencia real de la verdadera democracia.

Para creer que México pueda emigrar de su estatus como rehén de la codicia del sector político a nación dueña de su destino falta mucho, muchísimo por suceder. En la próxima entrega revisaremos cómo podría iniciar un cambio en este sentido.

Ya en temas de casa, el escenario local va despejándose. Por la Acaldía de Cajeme, EMETERIO OCHOA por el PRI; GUSTAVO ALMADA por MC; RODRIGO BOURS (y refuerzos por llegar) como independiente; así como independiente, también, GILBERTO AYÓN; RAFAEL DELGADILLO por el PAN-PRD y, en MORENA, el joven OMAR SERNA. Todavía faltan algunas fechas por transcurrir para que este pronóstico se cumpla, pero por las condiciones en que van dándose las cosas me parece que esos son los nombres. Dicho sea de paso, ninguna mujer por la Alcaldía, a pesar de los tiempos de género que a Sonora ha traído CLAUDIA PAVLOVICH. Cajeme sin duda es un caso especial en el contexto estatal.

¡Saludos!

 

 

 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios